viernes, julio 18, 2014

In.Vocación



Se habían reunido

convocados por el agradecimiento
los ancestros,
en mi corazón temprano
que sonreia al gris de la madrugada,
y mi día fue distinto.


Se entrochocan
los intentos
de convocar a diario algún demonio.
Sin embargo
plasmado en medio de caracteres
se entresaca la verdad de la sonrisa.

Hay quien supuso
la llegada
del arraigo siniestro.

Hay quien descreyó
de todo aquello que sembraba fuerzas
en el miedo.

Hay quien quiso deshacerse
de siquieras. Hay
quien contuvo. Hay
quien salvaguardó la instancia exacta
en que se deshojaron las gaviotas.

Hay quien descreyó
en resultados. Hay
quien contuvo las paredes
con derrotas. Hay quien siquiera
se sentía impotente de impotencia.

Y hay un mago
siempre tras de todo.
No sé su nombre
pero puedo ver su magia.

- 8 de julio.

FOTO: La palabra Náhuatl II, Icono precuauhtémico by  Juan Carlos Garcés

2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar