viernes, agosto 20, 2010

Migajas

Con un poco de culpa con un dejo de hastío
con el espanto caduco que dan los años de los que uno se aterra
cuando la noche vacía nos refleja más solos que nadie
más lejos que nunca.

Con migajas de calma con calma de nada
con el trato adverso cual afable cadalso en que se matan los sueños
cuando el alma se apaga y nos deja en el día
casi empedernidos.

Con la luz apagada con el techo del alma
y en el lecho hojarasca que tembló demasiado cuando era propicio
enterramos las culpas sin rencores ni hastío
como resucitados.





Carina A. Acosta
Córdoba Capital, Argentina
15/12/1998


NOTA: existe por Buenos Aires un cuadro collage realizado por mí con esta poesía.

2 comentarios:

  1. Gracias querida Patricia, eran momentos de jugar con las formas :-)

    ResponderEliminar