lunes, septiembre 17, 2012

Interiores (efectos)


Algunos efectos de las hamacas-del-pensar

Cuando se desperezó
el silencio comenzó a aplaudir
con voces ciertas añorando deslizar trazos.

Las emociones
se aterían de tibieza
en el sitio exacto del devenir.

Y había un pacto
entre el niño interior y la sonrisa
que dejaba deambular por la memoria
esos detalles cuidadosamente seleccionados
    - por la voz de la intuición.-


Quiero decir; dijo
y garabateó este texto. Horas más tarde. Luego.

FOTO: La Hamaca, óleo de Raúl Soldi

4 comentarios:

  1. ... un pacto/ entre el niño interior y la sonrisa... Nos toca a todos. ¡Gracias, poeta!

    ResponderEliminar
  2. Buenas,

    hemos llegado a ti despues de leer tus relatos en tu blog, y nos gustaria que te unieras a nuestro proyecto de literatura en la red.

    Si tienes interes, puedes escribirnos a contacto@publize.com y te ofreceremos más detalles.

    Para más información puedes visitar www.publize.com

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la propuesta, pasaré a visitar la web.

      Eliminar