lunes, octubre 01, 2012

Casi 43, modelo para armar



Desandar los caminos pausados
volver a recorrerlos
desde la alegría. Y disfrutar.

La entereza toma
la forma consistente
de la personalidad construida
con la solidez demarcada a pulso.

Hay escollos
siempre los hay en el camino
y fijar metas fijas ya no es la meta.

Una intención
hacer sin hacer, haciendo
tal vez el camino de los brujos
tal vez la huella de Florinda
tal vez todo y nada y siquiera algo.

Amar (y armar) la vida.


FOTO: nº tanto de bodyart de Gustavo Gottardo.

6 comentarios:

  1. Casi 43 y no es el número de la foto, no. Siempre rearmándonos y amando; qué bueno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Befas matemáticas aparte, gracias por tu comentario Patricia.

      Eliminar
  2. ¨Armar¨ la vida, claro. Así el arte que no la crea por supuesto, de ella lo mejor: el amor. Gracias, poeta!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias a ti, poeta, por tu comentario!

      Eliminar
  3. Certeros y degustables versos.
    Nos leemos.

    Saludos ;-)

    ResponderEliminar